Estás en la página web
País
FacebookTwitterYoutubepinterestRss

Visitar Bruselas en pareja: Diario de viaje

Descubre nuestro diario de viaje para saborear, durante 3 días, recorridos, cultura y gastronomía en Bruselas. ¡Ha llegado el momento de regalarte una escapada para dos!

 

Día 1: Descubrir o redescubrir Bruselas

Los enamorados aman las capitales. Lugares en los que pueden visitar los mejores museos cogidos de la mano, vivir momentos íntimos en un restaurante acogedor o pasear en pareja.
 

Por la mañana

Para acabar de despertaros, nada mejor que una taza de café en uno de los restaurantes de la Grand Place de Bruselas. Es unos de los lugares más importantes de la ciudad, con sus majestuosas casas de gremios y el Ayuntamiento, recientemente remodelados. Es imposible no quedar impresionado por este lugar declarado patrimonio de la Unesco desde 1998.
 

Lunch

Contempla uno de los símbolos de Bruselas a unas pocas estaciones de metro del centro de la ciudad: el Atomium. Instalado en la explanada del Heysel, te propone un viaje surrealista entre los recuerdos de la Expo 58 y unas exposiciones temporales con visiones futuristas. Termina la visita con las magníficas vistas de Bruselas desde la última esfera.
 

Por la tarde

Al pie del Atomium, podréis descubrir el Adam Art & Design Atomium Museum, un espacio en el que Philippe Decelle desvela su colección de objetos y de obras de arte, hechas de plástico. Una maravilla para los amantes del diseño.

Si camináis unos pasos, os adentraréis en la magia de Mini-Europe y recorreréis las capitales europeas en un tiempo récord: París, Londres, Madrid… 

 

Por la noche

¿Os apetece quedaros paseando en el Bruparck? ¿O preferís subir hasta el restaurante panorámico del Atomium para verlo, desde las alturas, y disfrutar de las vistas de Bruselas?
 

Día 2: el centro de Bruselas es perfecto para los enamorados

La magia de la Grand Place, las calles que cuentan su historia, las tiendas y los rincones insólitos. El centro de Bruselas desvela sus tesoros a los enamorados.

 

Por la mañana

Tras una noche relajante en el Radisson Blu Royal Hotel, haced un paseo y admirad el centro de esta ciudad que empieza a despertar. Un café en las Galerías Reales, un gofre en las proximidades del Manneken pis o, a la hora del aperitivo, un alto en el camino en un cafetín o estaminet son sólo algunos de los placeres que te depara esta ciudad. 
 

Lunch

Qué hay que sea más típico, durante el mediodía, que abrir la puerta de una cervecería del centro y degustar el plato del día o uno de los numerosos clásicos de la cocina belga: el américain, la carbonade, el stoemp… Después de una buena comida, un paseo digestivo te llevará a lo alto de la ciudad para admirar el Palacio Real y contemplar la ciudad desde el Mont des Arts
 

Por la tarde

El Barrio de Mont des Arts tiene la particularidad de albergar numerosos museos de renombre internacional, de modo que te animamos a que visites uno y conozcas la riqueza de nuestro patrimonio. Bruselas es una ciudad llena de cultura, arte, música, gastronomía... y lo reivindica día tras día. ¡Disfrútala! 
 

Por la noche

Por la noche, la Grand Place se ilumina y es un momento inolvidable. ¡En Bruselas, no faltan los buenos restaurantes! 
 

Día 3: Bruselas, el centro de Europa, los dinosaurios y la historia 

Objetivo del día 3: Desde los orígenes hasta nuestros días, el mundo cambia y el hombre evoluciona. Viaja en el tiempo en el Barrio Europeo.
 

Por la mañana

Merece la pena que visitéis el Barrio de Luxemburgo, a lado del Parque del Cincuentenario y de sus conocidos arcos para recorrer los senderos del parque, pasar por delante de la estatua del Perro verde y admirar el Pabellón Horta. En este entorno verde, podréis visitar Autoworld, donde reviviréis la historia del automóvil. Un momento para dejarse seducir por las curvas de los bólidos y la evolución mecánica, con 250 coches, que van desde los bocetos del primer automóvil hasta el coche de competición.
 

Lunch

Baja de nuevo al Barrio Europeo, donde siempre pasa algo, principalmente en la Place Luxembourg. Las numerosas terrazas se nutren de una mezcla de funcionarios europeos, hombres de negocios y expatriados. Un auténtico cruce de caminos en medio de Europa.

 

Por la tarde

¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Adónde vamos? A partir de ahora, en el Museo de las Ciencias Naturales, además de haber iguanodontes, se difunde nuestra historia, desde los orígenes hasta hoy, en la nueva Galería del Hombre. Y no os perdáis la exposición «WOW», donde los visitantes tienen la sensación de que los animales les siguen. ¡Venid a descubrir este mundo apasionante en pareja!

 

Por la noche

Terminad el día de la mejor manera con una noche romántica y una cena en pareja en el Radisson Blu Royal Hotel y su restaurante instalado justo en medio de la antigua muralla de Bruselas.