Estás en la página web
País
FacebookTwitterYoutubepinterestRss

Tercer día ruta gay

 

 
 
 
Rápido, rápido… Nos queda justo el tiempo de comprar unos dulces con especias en el maestro chocolatero Zaabär y vamos a toda prisa a tomar nuestro avión.
 
 
Mientras esperamos embarcar, a pesar de caernos de sueño, nos acordamos de invitar a nuestros nuevos amigos a las redes sociales para mantener el contacto y venir a disfrutar, pronto, de la buena vida bruselense.
 
 
¡Hasta pronto Bruselas!