Estás en la página web
País
FacebookTwitterYoutubepinterestRss

Spa, la ciudad de las termas - Visitas desde Bruselas

Uno de los espacios termales y de veraneo más famosos de Europa. ¡Y el templo del deporte automovilístico con su Fórmula 1!

 

Spa es una pequeña ciudad ubicada en Las Ardenas, conocida por sus célebres aguas ferruginosas. De hecho, ha dado nombre a todos los centros termales del mundo.

 

Además, cada año se corre la Fórmula 1 en un circuito creado en 1920 y que los pilotos consideran el mejor del mundo.

 

Nuestro patrimonio

 

Los baños, las termas y los grandes hoteles se caracterizan por su agradable estilo del s. XIX. El manantial más famoso, la Fuente Pedro el Grande, es un ejemplo con un cenador octogonal edificado en 1880.

 

Actualmente es una sala de exposiciones en la que destacan las pinturas de Antoine Fontaine, que en 1894 retrató a los 96 personajes más famosos que visitaban las termas, desde el zar Pedro el Grande hasta Wellington, Montagne y Victor Hugo.

 

El Casino de Spa es el más antiguo del mundo. Su creación se remonta a 1763, aunque el edificio actual es de principios del s. XX, con las salas de juego de estilo Luis XVI y el salón de fiestas que imita el teatro de la reina en la corte de Versalles.

 

Para completar la visita arquitectónica de la ciudad, no hay que perderse la Galerie Léopold II, con sus 160 columnas de hierro forjado, que une dos pabellones y que,  cada domingo, acoge un interesante mercadillo. También recomendamos el Ayuntamiento, antigua residencia para los huéspedes ilustres, edificado en 1763.

 

Las Termas de Spa, construidas en 1868 con su típica fachada de estilo Napoleón III, se cerraron para dar lugar a un complejo ultramoderno, situado sobre una colina y al que se puede acceder con un funicular. Dispone de 800 m² de piscinas exteriores e interiores, con espléndidas terrazas panorámicas, restaurantes y cafeterías.

 

Nuestros museos

 

No puede faltar una visita al Museo de la Ciudad Termal, en la antigua residencia de María Enriqueta. Acoge arte local, especialmente las jolités, célebres cajitas de madera lacada.

 

En la planta baja de las caballerizas se puede acceder al Museo del Caballo con pinturas, acuarelas y fotografías de época. También se exponen calesas, sillas e incluso el taller de un herrador.

 

Destacamos

 


Visitar la Abadía de Stavelot en los alrededores,  el Museo histórico de Stavelot-Malmedy y el Museo Apollinaire.

 


Los entusiastas del golf tienen a su disposición el Royal Golf Club de Fagnes, altamente reconocido en toda Europa.

 


El Festival Francofolies se celebra cada año.

 

¡Consulta la web de Turismo de Bélgica!