Estás en la página web
País
FacebookTwitterYoutubepinterestRss

Namur, ciudad de arte e historia

Namur, la capital de Valonia, goza de una espléndida ubicación en la confluencia de los ríos Mosa y Sambre. Contempla su magnífica ciudadela del s XI.

 

 

 

Qué ver en Namur

 

Edificios importantes: Ciudadela de Namur, Iglesia barroca de Saint Loup, Catedral de Saint Aubain.

 

Museos: Museo Félicien Rops, Museo de Arte Antiguo de Namur.

 

Destacamos

 


Ir de crucero por las aguas del Mosa y del Sambre.

 


Tomar el tren turístico.

 


Comer los platos típicos Enrollados de hojaldre con caracoles de La Molignée, Grenadin o Matoufet.

 


Visitar en los alrededores el Castillo de Celles Vêves, las ruinas de Montaigle de Falaën, el Castillo y los Jardines de Annevoie, o el Castillo de Spontin.

 


Consulta la guía Use it, una selección de eventos y locales destinados a un público joven.

 

Historia y atracciones más visitadas en Namur

 

Namur es la capital de Valonia. En la antigüedad, su posición geográfica, en el centro de Europa, fue blanco de envidias. Sin embargo, también la convirtió en protagonista de episodios tan cruentos como el de la Batalla de Las Ardenas.

 

Esta ciudad, se halla enclavada en la confluencia de los ríos Sambre y Mosa. Sin duda, un aliciente para aquellos que deseen visitarla a bordo de uno de los muchos cruceros que se organizan. La Ciudadela, otra de las atracciones más populares, se puede recorrer a lo largo de un itinerario que incluye las galerías y dispone de detalladas explicaciones históricas.

 

Como todas las grandes ciudades europeas, Namur goza de una catedral. Su construcción, iniciada en 1751 requirió casi de dos décadas. Combina los estilos barroco, rococó y clasicista. Se edificó sobre la Colegiata de Saint-Aubain, de la que todavía se conserva una torre. Contiene, entre otros tesoros, pinturas de Jordaens y Van Dick. A pocos metros, se alza la Iglesia Saint-Loup.

 

De estilo barroco, se erigió entre los años 1621 y 1645, siguiendo los planos del padre Huyssens. El poeta Baudelaire confesó su admiración al contemplarla por vez primera. Impresiona su bóveda de toba calcárea y su decoración a base de mármol rojo y negro. El Museo Provincial de Arte Antiguo incluye colecciones de la Edad Media y del Renacimiento namurense.

 

Una oportunidad para conocer las obras de Henri Bles, artista mosano del s. XVI, pero también la dinanderie, es decir, objetos artísticos de cobre y latón fabricados en Dinant. Otro de los grandes museos de Namur es el de Félicien Rops. «En la vida, lo que mejor se te da es tu pasión», escribió el que, a fecha de hoy, es uno de los pintores belgas más internacionales del s. XIX. El grabado, el dibujo y la pintura son solo algunas de las teclas que toca este Museo dedicado al artista, en las proximidades de su casa natal.

 

¡Consulta la web de Turismo de Bélgica!