Estás en la página web
País
FacebookTwitterYoutubepinterestRss

El surrealismo y el mundo de Magritte en Bruselas


El cielo de Bélgica recuerda al cielo de Magritte. ¡Pero también su atmósfera onírica! Cuando visites el Museo Magritte, entenderás que el gran genio del surrealismo naciera en Bélgica.

 

                            Brussels Card. Haz clic aquí!

 

El surrealismo es un movimiento artístico de principios del s. XX.

 

Los surrealistas lucharon por ampliar la realidad. La consideraban como un todo con el inconsciente y evitaban, a toda costa, reducirla a lo que se percibía a través de los sentidos.

 

En sus obras, el azar y el sueño revelan relaciones secretas con el mundo que podemos palpar. Los artistas llevan a cabo asociaciones libres, sin censuras y con técnicas como el automatismo. De este modo, se convierten en una especie de mediums del arte.

 

En este país, Magritte encontró la inspiración para sus personajes con bombines, bosques fantasmagóricos o sus conocidos cielos con nubes... ¡Y no nos sorprende!

 

Bruselas le ha rendido homenaje con el René Magritte Museum, un edificio de tres plantas con las grandes obras de este artista: pinturas, dibujos, carteles, vídeos y documentos.

 

También te abrimos las puertas de la Casa Magritte, que no se encuentra en Bruselas, sino en Jette.

 

Magritte representa, en gran medida, la forma de ser de los belgas, aparentemente metódicos, pero tremendamente irónicos e imprevisibles, al estilo del zwanze, el conocido humor que se atribuye a los bruselenses.

 

Aprovecha y disfruta de una estancia en Bruselas con el paquete turístico Magritte.