Estás en la página web
País
FacebookTwitterYoutubepinterestRss

El Pèkèt y otros aguardientes

El Pèkèt es el alcohol valón de todos los eventos. Hay quien lo prefiere natural, otros con fruta o flameado… Pero todo el mundo está de acuerdo en que es para las celebraciones.

 

 

 

 

Violeta, vainilla, fresa, kiwi, o incluso caramelo, el Pèkèt se difunde en todos los colores y todos los gustos.


El Pèkèt en el folclore valón


La palabra «pèkèt» significa «picante» en valón antiguo. También podría provenir de la palabra «péke», que en algunas regiones de Valonia significa «bayas de enebro». ¡Pero lo que es seguro es que el Pèkèt es un alcohol de grano o de bayas destiladas!


Lo encontramos fácilmente en los tenderetes o en Navidad y, por supuesto, en los mercados folclóricos del Entre-Sambre-et-Meuse, durante las fiestas de Valonia, en Namur, o las fiestas del 15 de agosto, en Lieja.


El Pèkèt a través de la historia

 

Parece que los árabes han tenido un papel preponderante en la elaboración técnica y química de la destilación.


El Pèkèt es el alcohol del obrero. En los años 50, los mineros sentían fervor por esta bebida. Prueba de ello es que el símbolo del Pèkèt, en la región de Lieja, es un hombre con un delantal azul y un pañuelo rojo; el uniforme habitual de los obreros mineros y metalúrgicos.


Maitrank y Eau de Ville


El Pèkèt no es el único alcohol de Valonia. En la región de Arlon, encontramos el Maitrank. Un alcohol que, gracias a la cofradía que guarda la tradición, se honra con una fiesta el último fin de semana de mayo.


La Eau de Ville
es un aguardiente afrutado. Se elabora en la Destilería Biercée, que merece la pena ser visitada, tanto por su aroma como por su entorno, dado que se trata de la segunda granja más grande de nuestro territorio.


Y el whisky


La familia valona de los alcoholes ha acogido, recientemente, un nuevo miembro y, no cualquiera: el whisky. ¡Un auténtico y puro single malt al que se refiere la «biblia» del whisky de Jim Murray con una calificación de un 90/100!


The Owl Distillery ha fabricado el whisky valón con la cebada cultivada en Hesbaye. Desde 2004, la destilería vive una auténtica historia plagada de éxitos y ha recibido un sinfín de premios en los que se la ha galardonado por elaborar un producto fino, de calidad, y reconocido por los aficionados al whisky.