Estás en la página web
País
FacebookTwitterYoutubepinterestRss

Bruselas en familia: segundo día

 

Continúa el fin de semana en familia… Padres e hijos descubrirán el Atomium, la historia de Bélgica y los monumentos de la Unión Europea.

 

 

 

Tras un buen desayuno, nos ponemos en camino

 

Y ya estamos en plena forma para una ruta en familia por la Place du Jeu de Balle y su conocido Rastro. Mientras busco alguna ganga, como un objeto decorativo, Raúl parece decidido a sumergirse de nuevo en la película de su héroe preferido y a encontrar una réplica de El Secreto del Unicornio, el conocido buque de su cómic preferido. Proseguimos nuestro camino, entre la Rue Blaes y la Rue Haute, en las que me paro a mirar un sinfín de escaparates.

 

Aquí se encuentra el paraíso de los fanáticos de la decoración, como es mi caso. Los niños comienzan a perder la paciencia. «Mamá, te estás quedando atrás», mi marido está de acuerdo. Para animarme a continuar, promete invitarme de nuevo a esta maravillosa ciudad, los dos solos de visita romántica, sin niños. ¡Nos dirigimos a la estación de metro para ir a la Explanada del Heysel!

 

Visita en familia a la Explanada del Heysel e itinerario en el Atomium

 

Así que vemos el Atomium, la atracción más popular de la ciudad, todos abrimos los ojos como platos. Impresionante. En el interior, su emocionante ascensor nos lleva a la esfera superior en la que disfrutaremos de las magníficas vistas, aproximadamente, 92 m de altura. Incluso se ha acondicionado un restaurante. Continuamos explorando las demás esferas en las que las se presentan las distintas exposiciones. Raúl quiere visitar todas las «esferas». Tendremos la ocasión de visitar 5. Ana está decidida. Cuando sea mayor, quiere ser arquitecta. Al salir, nos anuncia esta gran novedad. En todo caso, se ha quedado con el nombre de André Waterkeyn, el ingeniero-arquitecto de este proyecto único. ¡Es una magnífica actividad en familia!

 

En Mini-Europe nos esperan los mejores monumentos de la Unión Europea

 

Nos encontramos en el centro de Europa, así que parece lógico continuar con una visita en familia por el parque MiniEurope y, de este modo, viajar por 27 países en un tiempo récord. Poco después de entrar en esta atracción, una mascota abraza a los niños y a los padres. Por fin, una fotografía con toda la familia. Viajamos por todos los continentes gracias a más de 300 monumentos representados con todo detalle y a escala reducida. Del Big Ben a la Acrópolis, pasando por la Tour Eiffel y un Muro de Berlín que se derriba. Se oyen máquinas de fotografiar por todos lados. Es una suerte que Bruselas disponga de tanta oferta de ocio para niños.

 

Y hasta asistimos al despegue del Cohete Ariane y a la erupción del Vesubio. Al salir y después de haber comido algo ahí mismo, los niños nos piden que vayamos de vacaciones a otro destino europeo. Nos falta tiempo para relajarnos en el Parque Acuático Océade, con su atmósfera tropical y, entre otras actividades para niños, encontramos: 14 toboganes, la piscina con olas más grande de Bélgica, saunas, jacuzzi, hammam… En resumen, una actividad ideal para vivir en familia, ubicada al lado de Mini Europe.

 

Para acabar este maravilloso día, una velada tradicional por el centro de Bruselas

 

Nos dirigimos, de nuevo, al centro de la ciudad, ¡y decidimos pasar por el Museo Belvue para descubrir la apasionante historia de Bélgica en familia! Hay un sinfín de juegos para todas las edades y resulta imposible aburrirse. De pronto, estamos creando una nueva bandera belga y pensando cómo sería al rey ideal. ¡Y la imaginación desbordante de los niños nunca dejará de sorprenderme! Después de toda esta actividad, nos entran ganas de tomar una cerveza Gueuze y a los niños un delicioso gofre caliente. A dos pasos de la Grand Place, nos relajamos en una terraza del Barrio Saint-Géry.

 

Descansar y disfrutar en estas vacaciones en familia nos sienta de maravilla. Es el momento de dedicarles unos momentos a los abuelos y abuelas, y enviarles una bonita postal para decirles que los queremos más que nunca. La última velada en Bruselas nos lleva a Chez Léon de Bruselas. ¡No se os habrá ocurrido que una familia de vacaciones a Bélgica se iba a librar del tradicional plato de mejillones y patatas fritas!! Además, este agradable restaurante nos ofrece rebajas para niños (gratuito para menores de 12 años).

 

Es el momento de llevar a cabo un breve informe del día y decidir con qué clausuraremos nuestra estancia mañana, consultando nuestra guía de viaje. Ponemos fin a la velada paseando por las callejuelas que rodean a la Grand Place. Nos obsequiamos con una noche tranquila tras un día cargado de actividades. Raúl se ha dormido mirando su cohete rojo y blanco… Ana devora un cómic. Buenas noches niños.

 

Descubre tu tercer día en familia, en Bruselas

¡Más información en nuestra web de Bélgica Turismo!