Estás en la página web
País
FacebookTwitterYoutubepinterestRss

Bruselas en familia: Diario de viaje

¿Os apetece evadiros durante un fin de semana en familia? No dudéis más y compartid 3 días con vuestros hijos en Bruselas.
 

Día 1: De lo más pequeño a lo más grande, visitar Bruselas de otro modo

 

Primer día entre la cultura y la aventura. A lo largo de esta jornada, haréis un tour por Europa, veréis Bruselas desde lo alto y disfrutaréis de un momento de relax.

 


© WBT - Thomasblairon.be

 

Por la mañana:

 

Para comenzar el día, os proponemos un paseo a pie por el Vesuvio o la Tour Eiffel. Mini Europe ofrece una visión nueva de los monumentos más conocidos de la Unión Europea. ¡Tendréis una cita en Sevilla así que suene el Big Ben!

 

Lunch

 

Dirigíos al Atomium, símbolo universal de Bélgica, con un estilo cuidadosamente conservado de los años 30. ¿Estáis preparados para adentraros en un mundo de tubos y esferas? Al final, llegaréis a la esfera del restaurante, con unas vistas panorámicas de Bruselas.

 

Por la tarde:

 

Después de pasear por el parque del Atomium para hacer la digestión, os pondréis el bañador y, desde lo alto de uno de los toboganes, os dejaréis fluir por las olas de la piscina tropical Océade. Continuaréis haciendo algunas brazadas en la piscina, en medio de chorros de agua sorprendentes.

 

¿Os apetece un postre?

 

Día 2: Los museos bruselenses, mucho más que museos

 

Un día en un museo de Bruselas es original y para todos los públicos. Si queréis más información, podéis consultar el portal «Brussels Museum» del Consejo Bruselense de los Museos. Es una mina de información.

 


© WBT - Thomasblairon.be

 

Por la mañana:

 

Ha llegado el momento de visitar el mayor museo del cómic de Europa, el Centro Belga del Cómic. En este magnífico edificio Art Nouveau, este espacio dedicado al 9.º arte os hará viajar en el tiempo y conoceréis desde los orígenes del cómic hasta celebridades como Los Pitufos, Tintín, Gaston Lagaffe o incluso Marsupilami. Hay personajes para todos los gustos.


Comida:


Cuando se os despierte el apetito, no os sorprendáis si vuestros pasos os guían hasta Choco-Story Brussels, el antiguo Museo del Cacao y del Chocolate, allí donde podrás descubrir «xocoatl», el ancestro de nuestro chocolate. No os perdáis la fascinante demostración del maestro chocolatero y la colección de vestidos de chocolate.

 

Por la tarde:


¿Hay algo mejor que aprender divirtiéndose? El Museo de Arte e Historia ofrece una serie de juegos que descubre las distintas salas y colecciones. Escoged el juego y el tema y que empiece la aventura...


Por la tarde:


Para acabar el día os proponemos un paseo en familia por el Parque del Cincuentenario. Podréis contemplar la imponente arcada que conmemora los 50 años de la Independencia de Bélgica. Si se presenta la ocasión, subiréis los numerosos peldaños hasta descubrir las magníficas vistas panorámicas de Bruselas.

 

¿En busca de ideas gastronómicas?


Día 3: Dinosaurios y coches antiguos, los vecinos de Europa


En el centro del Barrio Europeo se dan cita muchas curiosidades. Contemplad un auténtico dinosaurio, un Maserati Mistral Coupé y poned a prueba vuestros conocimientos sobre la Unión Europea.



© WBT - Thomasblairon.be


Por la mañana:


El día comienza con un universo fantástico, con el encuentro de las criaturas del cine de todos los tiempos, imaginadas y jamás encontradas. Entre un dinosaurio y el hombre del Neandertal, el Museo de las Ciencias Naturales de Bruselas es un lugar lleno de curiosidades para todos los públicos.


Lunch:


Justo cuando se está perfilando el «coche que se conduce solo», resulta maravilloso descubrir la mecánica que inició el automóvil. El Museo Autoworld expone los mecanismos impensables de hoy, ingeniosos y creativs. ¡Los ingenieros tienen mucho talento!


Por la tarde:


Las Instituciones Europeas: un mundo desconocido para la mayoría de nosotros. Después de nuestra visita al Parlamentarium, en el centro del Barrio Europeo, somos insuperables.... Un espacio de encuentro con Europa imprescindible.


Por la tarde:


Para acabar vuesrta visita a Bruselas de la mejor manera, dirigíos a la Grand Place, una de las plazas más hermosas del mundo incluida en el Patrimonio Mundial de la UNESCO. Iluminada de noche es hermosa. Y sobre todo no os olvidéis de saludar a vuestro nuevo amigo bruselense, el conocido Manneken Pis...

 

Para organizar una cena en familia...

 


© WBT - Thomasblairon.be